Inicio Historia de la Institución César Conto Ferrer
César Conto Ferrer
Biografía de César Conto Ferrer PDF

Figura estelar en la historia del Chocó. Político, militar, orador, poeta y repentista. filólogo, catedratico, escritor, gobernante, diplomático, periodista, abogado. General de la República. Murió en el destierro.

César Conto nació en Negua, municipio de Quibdó, el 18 de Enero de 1836 en el hogar formado por Nicómedes Conto y Marciana Ferrer, ambos chocoanos. Cuando el niño contaba con 5 años en 1841 los conjurados incendia la casa de sus padres, razón por la cual se refugian en Novita y posteriormente fijan su residencia en Cali. Aquí, en el colegio Santa Librada comienza sus estudios, luego pasó a Bogotá y los concluyó en el Colegio Rosario.

Recibió el grado de doctor en jurisprudencia, después deun brillante examen. Ya con el título, se trasladó en 1857 a Cali, en donde se hallaba establecida su familia y en aquel lugar, lo mismo que en Palmira desempeñó el destino de juez.

Durante la revolución de 1860 tomó las armas a favor de la causa liberal. Desempeñó los empleos de Magistrado del Tribunal de occidente en el Cauca y Fiscal del Estado del mismo nombre. Enseguida fué elegido diputado a la Legislatura Seccional que se reunió en 1863 y lo designó Presidente de la cámara, lo propio que en 1869. Más tarde fue representante del Congreso, para cuyo cargo fue reelegido consecutivamente durante seis años. En los intervalos de las sesiones se desempeñó en la secretaría de Hacienda y gobierno del Estado del Cauca, de 1864 a 1867.

Participó como militar aguerrido en las revoluciones y contiendas de 1860, 1876 y 1877. de sus atributos guerreros se recuerdan el valor y la estrategia que desplegó en los terribles combates de los Cristales (Abril de 1862) en los Chacos (Agosto 1876). A raíz de la desgraciada acción de los Cristales, Conto cayó prisionero de las huestes de don Julio Arboleda. De aquel entonces data esta anécdota en la que apreciamos el arrojo, la altivez de carácter y la fina inteligencia del infortunado prisionero.

En el orden político fue Presidente del Cauca (1875-1877), cónsul general en Londres, representante de Colombia en el congreso Postal de Lisboa, general de la República y uno de los jefes más destacados del liberalismo.

Además de un fogoso tribuno, Conto gozó fama de gran improvisados y fué consagrado filólogo, un versado traductor y poeta. Ese el autor de estas obras: apuntadores sobre la lengua inglesa (elogiada por R.J. Cuervo); Curso completo de lengua latina; versos (Londres 1884) y diccinoario ortigráfico de apellidos y nombres propios de personas (Londres 1885) en colaboración del eminente gramático Emilian Isaza. Las páginas del Liberal nos muestran no solamente el editorialista quien endilga su pluma con Núñez, sino al polemista que enfrenta a don Miguel Antonio Caro sobre temas gramaticales.

Su producción poética es copiosa. Se abrieron caminos en los medios populares entre muchas, "A un retrato", "La ausencia", "La pereza" y su soneto "El vacío del placer", en que advierte cierto ascetismo con visos filosóficos.

Entre los diversos periódicos en que fue redactor "El Caucano", "La Revolución de Cali", "El Cauca" 1865, "El programa Liberal de Popayán" y "El Liberal" de Bogotá, cuya publicación en época en la que la prensa no gozaba de garantías, le ocasionó muchos sinsabores y se vió obligado a expatriarse.

César Conto, proscrito y perseguido, viajó a Guatemala y allí acabó el resto de su agitada existencia con altivez y dignidad, dedicado a la cátedra, actividad en la que sobresalió por sus excepcionales conocimientos, a tal punto, que "lo mismo exponía una leccion de historia, que otra de francés o inglés o disertaba sobre ciencias jurídicas, políticas y sociales". Conto murió en el destierro el 2 de Julio de 1981. Sólo en 1994 sus restos mortales fueron repatriados y traídos a Quibdó, Chocó.

El gran José María Vargas Vila exaltó a nivel internacional la figura de César Conto, en su libro"Los divinos y los humanos" donde dice: "Entre dos filas de soldados, enfermo, cuasi moribundo, después de una larga prisión, fue arrojado de patria el ilustre, que no tenía más crimen que su grandeza y victoria... César Conto fue a morir a Guatemala... Mejor se duerme en tierra extraña pero libre, que en la propia pero siendo esclavo".

 


, Powered by Joomla!